Escapada del este a la playa: una lujosa y moderna maravilla de Dubái o un oasis egipcio

luxury hotels

Dubai es una hazaña increíble de la ingeniería humana; Recinto ferial de la arquitectura moderna y símbolo de las vanguardias. Con sus impresionantes torres de acero y cristal modernas, es fácil olvidar que la ciudad surgió del paisaje señorial del desierto de Arabia. La cuidadosa planificación urbana y la ambición han creado algunos de los edificios más altos del mundo y la isla artificial más grande. en el mundo; Dubái es una ciudad diseñada para impresionar.

Sharm el Sheikh es un oasis en Egipto que ofrece una alternativa a la fachada moderna y elegante de Dubai, ofreciendo un lugar más tranquilo con un encanto rústico y relajado. Durante muchos años, la ciudad fue el secreto mejor guardado de los egipcios que la preferían como refugio junto al mar.Desde la década de 1960, el turismo ha florecido y ha traído grandes cambios a la ciudad que tiene una fuerte influencia occidental, y hoy en día el sector turístico emplea a una gran proporción de Residentes locales.

Dubai es popular entre los turistas por su clima sorprendentemente predecible. La temperatura máxima registrada en enero fue de 24 grados centígrados, mientras que en julio se registró una tostación de 42 grados centígrados y la precipitación anual fue de solo 13 centímetros por año.

Sharm el Sheikh ofrece un enfoque relajado de la vida que puede ser ideal para un retiro tranquilo y relajante. La ciudad tiene excelentes zonas de buceo cercanas para aquellos que deseen explorar el colorido mundo submarino lleno de corales tropicales y exótica vida marina. Aunque principalmente es una ciudad turística, la ciudad está ubicada cerca de varios parques nacionales, lo que protege una variedad de vida silvestre y vida silvestre a la que los visitantes pueden acceder a través de excursiones con operadores turísticos locales.

Entre 1995 y 2005, la población de Dubái se duplicó a 1,2 millones y el 80 % de la población son expatriados de más de 200 países, lo que aporta una riqueza de culturas y experiencias diferentes a la bulliciosa ciudad. Dubai se enfoca en el turismo mediante la construcción de hoteles de lujo de clase mundial y la creación de impresionantes atracciones para superar las expectativas de los visitantes.

Una de las formas más populares de aprovechar el buen clima de Dubái es ir a la playa. Los visitantes pueden nadar en las aguas cristalinas del golfo Pérsico, disfrutar de emocionantes deportes acuáticos o simplemente tomar el sol en las suaves arenas de la playa. Dubái ofrece una variedad de hoteles de lujo para complacer incluso al viajero más exigente, incluidos algunos en la costa de la playa de Dubái.

Puede moverse fácilmente por Dubái utilizando los numerosos taxis, la extensa red de autobuses o alquilando un coche. Un compromiso de los padres de la ciudad para reducir la congestión garantiza un movimiento rápido en toda la región. Está en marcha la construcción del sistema de metro de Dubái, que incluirá 43 estaciones en toda la ciudad, lo que facilitará aún más el transporte.

Dubái ofrece a los visitantes una cocina que se adapta a todos los paladares, buen clima, hermosas playas, hoteles de lujo y excelente transporte. Sharm el Sheikh ofrece una experiencia más tranquila con encanto rústico e influencia occidental. Ambos ofrecen diferentes calidades para satisfacer sus deseos y ninguno lo defraudará.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *